Viajar por Egipto

0
20

Egipto es un país mítico por la magia que esconde en cada uno de sus rincones, un país que te envuelve y enamora con sus bellos y emblemáticos paisajes. Adornado por enigmáticas pirámides y solemnes templos, traslada a sus visitantes a un mundo excepcional. Su historia es una de las más antiguas y únicas que existen. Regado por el Nilo, sus paisajes desérticos te embriagarán deslumbrándote por su majestuosidad. Si estás pensando en realizar un viaje a Egipto, te proponemos una ruta de tres días que recoge la información de los lugares imprescindibles que no te puedes perder.  

El Cairo , la ciudad más grande y poblada de África es la capital de Egipto. Conocida por sus habitantes como la “madre de todas las ciudades” es una de las urbes más importantes y antiguas. Fue fundada en el año 116 d.c. y hoy en día es conocida como “el viejo Cairo”.

Día 1. Del Cairo a Guiza pasando por las pirámides.

El encanto que encierran las Pirámides de Guiza es por todos conocida. Para viajar de El Cairo a Guiza, los guías recomiendan realizarlo a primera hora de la mañana para así evitarte el calor extremo. Debes tener en cuenta no olvidarte del protector solar, ya que desde las primeras horas en El Cairo aprieta el calor. El primer destino será la Necrópolis de Guiza donde se encuentran las famosas pirámides. Reconocidas como una de las siete maravillas del mundo, la Pirámide de Keops es la pirámide más grande y fue construida alrededor del 2.570 a.c. Considerada como uno de los sitios de mayor valor arqueológico, encierra enigmas apasionantes por descubrir.

Pirámide de Keops

Antiguamente estas pirámides se construían para albergar las tumbas de reyes y reinas. Su halo de misterio te llevará a las Dinastías más antiguas y al inicio de la vida eterna de los faraones más emblemáticos.

El horario de las pirámides abiertas al público es de 8 a 17h. En invierno cierran media hora antes, a las cuatro y media y durante el Ramadán están abiertas hasta las 15h. El billete de entrada a la meseta es de 60 libras egipcias, es decir, alrededor de 8 €. La entrada a la Pirámide de Keops es de 13€ y a la Pirámide de Kefrén es de 3 €. Entrar con cámara de fotos te costará un euro más. En la meseta de la pirámide se encuentra el Museo de Barco Solar, entrar te costará 5 €.  Ten en cuenta que solo se venden 300 entradas por día, 150 a primera hora de la mañana y 150 a las 13h.

Si quieres dar un paseo en camello, al pie de la Meseta de Guiza encontrarás los establos donde los camellos reposan y se hidratan para aguantar el largo día de calor. En Egipto está bien visto regatear por lo que éste es un buen momento para que empieces a practicarlo, obteniendo un buen precio por tu paseo en camello por las desérticas tierras.

Meseta de Guiza

Dia 2: Ruta por El Cairo.

La Ciudadella de Saladino te ofrecerá uno de los paisajes más bonitos del Cairo. En lo alto del Monte Muqatam, las vistas son impresionantes. Reconocida como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, en su interior puedes visitar tres mezquitas de diferentes periodos históricos. La más conocida es la “Mezquita de Alabastro”, hito arquitectónico de El Cairo. Con 85€ puedes realizar un tour por el museo, La Ciudadella y visitar el casco viejo de El Cairo.

Ciudadella de Saladino

Día 3. Menfis y Saqqara.

Si vas a Egipto es primordial visitar Menfis, la primera ciudad de Egipto. Protegida por el Dios Ptah, para los egipcios era el Dios más venerado siendo “el autor de todo, aquel que ha hecho que los dioses existan”. Ha sido representado en piedra caliza y en diferentes tamaños, haciendo sus orejas más grandes para que sus fieles fueran escuchados por su dios y así cumpliera sus deseos. Esta ciudad se encuentra a 20 Kms de El Cairo, en la orilla este del río Nilo, donde puedes ver los restos de la que fuera la ciudad con más apogeo del Imperio Egipcio y un museo al aire libre donde podrás contemplar piezas de un gran valor histórico.

Menfis

La Necrópolis de Saqqara está a 10 km de Menfis donde se encuentra la tumba del monarca más antiguo, Narmer, así como faraones de la Dinastía I y II, complejos funerarios de la Dinastía III y Pirámides de las Dinastías VI y V. Saqqara fue un importante centro de culto a Anubis donde se vendían animales momificados que servían como intermediarios de sus oraciones entre los fieles y sus Dioses.

Necrópolis de Saqqara

En el próximo artículo visitaremos Luxor ciudad dedicada a Amón el Dios del viento, una de las ciudades más bellas del antiguo Egipto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here