BelgicaBruselasEstas son las 9 MEJORES cosas que hacer durante tu visita a...

Estas son las 9 MEJORES cosas que hacer durante tu visita a BRUSELAS, Bélgica

Bruselas es una ciudad encantadora y vibrante que cautiva a los visitantes con su arquitectura sorprendente, su rica historia y su animado ambiente. Situada en el corazón de Bélgica, esta capital europea combina a la perfección la majestuosidad de sus edificios históricos con la modernidad de sus vibrantes calles.

Conocida como la «Ciudad de las Mil Sonrisas», Bruselas cuenta con una arquitectura deslumbrante que abarca diversos estilos y épocas. Desde los majestuosos edificios góticos de la Grand Place, hasta los elegantes y detallados diseños de estilo art nouveau, como la Casa de Víctor Horta, cada rincón de la ciudad es una obra de arte arquitectónica.

Pero Bruselas no solo destaca por su arquitectura, también es reconocida a nivel mundial por ser el hogar de algunos de los tesoros culinarios más deliciosos. Los amantes de la comida disfrutarán de la oportunidad de degustar exquisitas cervezas belgas y probar los famosos mejillones con patatas fritas. Además, los amantes del chocolate quedarán maravillados con las numerosas chocolaterías que ofrecen una amplia variedad de creaciones artesanales y decadentes.

La historia de Bruselas también es fascinante, desde los antiguos orígenes de la ciudad hasta su papel actual como sede de importantes instituciones internacionales. Los visitantes pueden explorar los sitios históricos, como el Palacio Real, que sirve como residencia oficial del Rey de los belgas, y el Atomium, un icónico símbolo de la Exposición Universal de 1958 que ofrece impresionantes vistas panorámicas de la ciudad.

Además de su riqueza arquitectónica e histórica, Bruselas es una ciudad llena de vida y diversión. Sus calles están llenas de cafeterías acogedoras, restaurantes gourmet, animados bares y boutiques de moda, que invitan a los visitantes a sumergirse en la vibrante cultura y estilo de vida de la ciudad.

Disfrute del Manneken Pis

Es cierto que mucha gente asocia a Bruselas con los negocios y la burocracia debido a su papel de liderazgo en la Unión Europea. Sin embargo, la ciudad tiene un lado sorprendente y divertido que encanta a los visitantes. Un ejemplo perfecto de este sentido del humor urbano es el famoso Manneken Pis.

Durante la mayor parte del día, encontrarás una multitud reunida alrededor de esta pequeña estatua de un niño orinando en una fuente. Aunque pueda parecer extraño, el Manneken Pis es un ícono querido y apreciado por los habitantes de Bruselas. La historia de la estatua se remonta al siglo XVII y se ha convertido en un símbolo de la irreverencia y el espíritu alegre de la ciudad.

La estatua se encuentra en una hermosa calle llena de tiendas y restaurantes, lo que crea un contraste encantador entre lo pintoresco y lo inesperado. Aunque Manneken Pis a menudo se muestra desnudo, también es conocido por vestirse con disfraces en ocasiones especiales y eventos importantes. De hecho, hay un museo dedicado a la estatua donde puedes admirar una impresionante colección de los disfraces que ha lucido a lo largo de los años.

Esta combinación de historia, humor y tradición refleja la esencia misma de Bruselas: una ciudad que se enorgullece de su patrimonio, pero que también se permite ser desenfadada y divertida. Así que, si te encuentras en Bruselas, no olvides pasar por la calle donde se encuentra el Manneken Pis, disfrutar del ambiente animado y maravillarte con esta peculiar y emblemática estatua que hace sonreír a propios y extraños.

Haz un tour de la cerveza en Bruselas

Bélgica es el destino perfecto para los amantes de la cerveza y se enorgullece de elaborar algunas de las cervezas más deliciosas y variadas del mundo. Dada la gran importancia de la cultura cervecera en este país, se recomienda encarecidamente realizar un recorrido por la cerveza con un guía local experto y apasionado. De esta manera, podrás sumergirte en el fascinante mundo de la cerveza belga, aprender sobre su proceso de elaboración y degustar una amplia selección de estilos únicos.

Un recorrido por la cerveza en Bélgica te brinda la oportunidad de visitar cervecerías artesanales, históricas abadías trapenses y los famosos pubs que forman parte del tejido social de las ciudades belgas. Al unirte a un guía local experto, podrás descubrir los secretos y las historias detrás de cada cerveza, mientras aprendes sobre las diferentes técnicas de elaboración y los ingredientes utilizados.

Imagina una caminata de cuatro horas por los pubs más emblemáticos de la ciudad, donde podrás disfrutar de sorbos de ocho cervezas diferentes, cada una con su propio carácter y sabor distintivo. Mientras degustas estas delicias cerveceras, también tendrás la oportunidad de explorar algunos de los mejores lugares históricos de la ciudad y los cafés más antiguos, sumergiéndote en la rica historia y la cultura vibrante de Bélgica.

Además de aprender sobre la cerveza belga y deleitarte con su amplia variedad de estilos, los recorridos por la cerveza también te permiten conectarte con otros amantes de la cerveza de todo el mundo. Puedes compartir experiencias, intercambiar recomendaciones y disfrutar de una agradable camaradería mientras descubres nuevos sabores y exploras la escena cervecera de Bélgica.

Vuelve a ser un niño en el Centro Belga del Cómic

Bruselas es una ciudad muy importante en la historia de los cómics y te sorprenderá saber cuántos cómics famosos proceden de esta región. En Bruselas, en el Centro Belga del Cómic, hay un interesante museo donde puedes volver a sentirte como un niño y recordar a tus personajes favoritos. Hay miles de diseños originales y una gran sección de hojalata. No olvides pasar por la tienda de regalos para comprar algo para leer en tu viaje a Bruselas.

El precio de la entrada para adultos es de 10 € y de 7 € para personas de entre 12 y 25 años.

Este museo es una visita obligada para los amantes del cómic, ya que podrás explorar la riqueza y diversidad de la industria del cómic belga. Desde los clásicos como Tintín y Los Pitufos, hasta personajes más contemporáneos como Lucky Luke o los héroes de Marvel, descubrirás la fascinante historia de estos personajes y su impacto en la cultura popular.

La amplia colección de diseños originales y la sección de hojalata son verdaderos tesoros para los fanáticos de los cómics. Podrás sumergirte en el mundo de la narrativa gráfica y apreciar el talento y la creatividad de los artistas belgas.

No te pierdas la oportunidad de llevar a casa un recuerdo de tu visita a Bruselas. La tienda de regalos ofrece una variedad de cómics y productos relacionados para que puedas disfrutar de una lectura entretenida durante tu viaje y revivir la magia de tus personajes favoritos.

Ver murales de estilo cómic

Bruselas tiene varios museos de arte excelentes, como el Musee Royaux Des Beaux Arts. Sin embargo, ni siquiera necesitas ingresar a un museo o pagar una tarifa de admisión para experimentar el amor de la ciudad por el arte. Dispersos por toda la ciudad, encontrarás decenas de murales de estilo cómic que narran su divertida historia en el mundo de los cómics.

Explorar los murales de Bruselas es una forma gratuita y emocionante de sumergirse en el arte callejero y descubrir la creatividad que impregna la ciudad. Puedes obtener un mapa local de los murales para asegurarte de no perderte ninguno de ellos, o incluso unirte a una visita guiada especializada para aprender más sobre las obras de arte y los artistas que las crearon.

Cada mural cuenta su propia historia única, y muchos de ellos son un tributo a los famosos personajes de cómic belgas, como Tintín, Los Pitufos y Lucky Luke. Estos murales dan vida a las calles de Bruselas y te invitan a disfrutar de la fusión del arte y la cultura que se encuentra en cada esquina.

Al explorar los murales, también tendrás la oportunidad de descubrir diferentes barrios de la ciudad y disfrutar de su encanto característico. Desde el animado barrio del Marolles hasta el moderno Barrio del Canal, cada área tiene su propia identidad y estilo artístico.

Descubra cómo hacer gofres belgas

Los gofres belgas que se sirven en Bruselas son muy superiores a cualquier cosa que puedas hacer en tu máquina de gofres personal en casa. Estos gofres son una verdadera delicia decadente que deleitará tus papilas gustativas. En Bruselas, es común encontrar gofres adornados con ingredientes como Nutella, fruta fresca, helado, azúcar glas y crema batida, entre otros. La combinación de sabores y texturas es simplemente deliciosa y satisfactoria.

Si buscas probar los mejores gofres en Bruselas, te recomiendo visitar lugares como Maison Dandoy, Le Funambule y La Fábrica de gofres. Estos establecimientos son conocidos por su excelente calidad y variedad de opciones de gofres, desde los clásicos hasta creaciones más innovadoras.

Para una experiencia aún más inmersiva, puedes inscribirte en un taller de gofres en Bruselas. Estos talleres te brindan la oportunidad de aprender los secretos de la preparación de auténticos gofres belgas de la mano de expertos. Durante aproximadamente 90 minutos, podrás hacer tantos gofres como desees y, lo mejor de todo, ¡podrás disfrutar de ellos al final del taller!

Además de los talleres de gofres, también existen lecciones para hacer chocolate en caso de que tu gusto por lo dulce no esté satisfecho solo con los gofres. Bélgica es famosa por su exquisito chocolate, y aprender a hacerlo te brindará una experiencia culinaria única y sabrosa.

Saboree la comida de Moules Frites

Otro plato gastronómico destacado en Bruselas son los moules frites, una deliciosa combinación de mejillones y papas fritas. Este plato clásico belga se puede disfrutar en varios restaurantes recomendados en la ciudad, como Le Zinneke, La Boussole y La Quincaillerie. Cada uno de estos establecimientos ofrece su propia interpretación de esta especialidad, pero todos garantizan una experiencia culinaria satisfactoria.

Los mejillones se cocinan de diferentes formas, pero dos de las preparaciones más populares son al vapor con apio, puerros y mantequilla, o cocinados con vino blanco y cebollas verdes. Cualquiera que sea el método utilizado, los mejillones frescos y jugosos son el centro de atención de este plato.

Las papas fritas, por su parte, son una parte indispensable de los moules frites. En Bélgica, se les da especial atención a las papas fritas, y se esfuerzan por lograr una textura perfecta: húmedas en el centro y crujientes por fuera. Las papas se cortan en bastones, se fríen a la perfección y se sirven como acompañamiento para los mejillones.

Cada restaurante tiene su propio ambiente y estilo, desde opciones más elegantes hasta establecimientos más relajados y acogedores. Puedes elegir uno que se adapte a tu estado de ánimo y estilo de viaje. Ya sea que prefieras una experiencia gastronómica sofisticada o busques un ambiente más informal, siempre encontrarás un lugar adecuado para disfrutar de los moules frites en Bruselas.

Tour a pie por la Grand Place

Caminando por el centro de Bruselas, es imposible no admirar el Gran Palacio. Este magnífico edificio es un ejemplo temprano de la arquitectura del siglo XV y representa una de las joyas arquitectónicas de la ciudad. Su imponente presencia y detalles ornamentales cautivan a los visitantes, y su belleza se transforma a lo largo del día, mostrando diferentes matices y reflejos de luz.

Si tienes la suerte de visitar Bruselas entre marzo y octubre, tendrás la oportunidad de presenciar el mercado de las flores en los alrededores del Gran Palacio. Este mercado es un verdadero deleite para los sentidos, con una variedad de colores, aromas y la frescura de las flores que embellecen la plaza. Es un lugar encantador para pasear y disfrutar de la vibrante atmósfera floral.

Pero las maravillas del Gran Palacio no se limitan al día. Por las noches, este emblemático edificio se convierte en un escenario para conciertos y espectáculos de luces. Las luces brillantes y los efectos visuales transforman el palacio en un espectáculo visual impresionante, llenando la plaza de magia y encanto.

Visite los invernaderos reales de Laeken

El legado del rey Leopoldo II de Bélgica incluye el impresionante Invernadero Real en Laeken, ubicado en los terrenos del palacio. Este lugar es un verdadero tesoro botánico y un testimonio de la pasión del rey por la naturaleza y la belleza de los jardines.

Los invernaderos reales son una maravilla arquitectónica, con cúpulas de vidrio que albergan una gran variedad de plantas tropicales, azaleas, geranios y otras flores exquisitas. El ambiente controlado y el cuidado especializado permiten que estas plantas prosperen en un entorno que recrea las condiciones tropicales ideales.

Visitar el Invernadero Real es una experiencia única, pero debes tener en cuenta que actualmente solo está abierto al público durante algunas semanas al año, generalmente en la primavera. Es en esta época cuando podrás admirar el esplendor de las flores en su máximo esplendor y disfrutar de los aromas y colores que llenan los espacios de los invernaderos.

El interior del invernadero es un verdadero oasis verde, una escapada a un mundo de exuberancia y serenidad. Los visitantes se sumergen en una atmósfera mágica mientras caminan entre las plantas exóticas y se maravillan con la diversidad de la flora.

Si tienes la oportunidad de visitar el Invernadero Real en Laeken durante su apertura al público, te espera una experiencia fascinante y cautivadora. No pierdas la oportunidad de explorar este tesoro botánico y disfrutar de la belleza de la naturaleza en un entorno tan magnífico y bien cuidado.

Descubra el Musée des Instruments de Musique

Si has tocado en una banda en la escuela o simplemente te encanta la música, no puedes perderte el Musée des Instruments de Musique. Este museo dedicado a los instrumentos musicales alberga una impresionante colección de cientos de instrumentos eléctricos y mecánicos de todo el mundo.

Al visitar el museo, tendrás la oportunidad de admirar instrumentos de diferentes épocas y culturas, y aprender sobre su historia y funcionamiento. Una de las características destacadas del museo es la posibilidad de escuchar algunos de los instrumentos a través de auriculares en determinadas exposiciones, lo que te permitirá disfrutar de su sonido único y sumergirte en la experiencia musical.

El Musée des Instruments de Musique es un lugar fascinante donde puedes descubrir instrumentos que probablemente ni siquiera hayas oído hablar antes. Desde raros instrumentos de viento hasta antiguas cajas de música, cada exposición ofrece una mirada detallada al mundo de la música y sus intrincados dispositivos.

En cuanto al precio de la entrada, actualmente es de ocho euros para adultos entre 26 y 64 años y de seis euros para personas entre 19 y 25 años. Sin embargo, si visitas el museo el primer miércoles del mes después de la 1:00 pm, tendrás la oportunidad de explorar las colecciones permanentes de forma gratuita.

Historias Relacionadas

Descubre

Destinos

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí