VeneciaBibione10 cosas para ver en Bibione

10 cosas para ver en Bibione

Bibione está por descubrir. Consagrado desde hace varios decenios como un excelente destino marítimo por la creciente afluencia de turistas italianos y transalpinos, se encuentra en la costa del Véneto, en el punto más alto del mar Adriático.

También llamada Bibione Tuttaspiaggia por la amplia playa disponible, la ciudad veneciana también se caracteriza por una amplia gama de oportunidades y servicios disponibles en cualquier época del año: para todos aquellos que decidan visitarla, aquí hay una lista de 10 cosas que hacer y ver en Bibione!

# 1 Un paseo al faro

El faro de Bibione es un ejemplo de construcción humana situado en un contexto de perfecta simbiosis entre el mundo marino y las aguas dulces del río Tagliamento: inmerso en el refrescante silencio de la naturaleza, es posible llegar a él ya sea en bicicleta utilizando el sendero ciclista/peatonal que recorre toda la costa de Bibione, o a pie partiendo del aparcamiento de Piazzale Zenith con un paseo por la orilla.

El faro está abierto al público, y la entrada para una visita guiada (a ciertas horas) es gratuita.

Gracias al panorama único y sugerente, durante la temporada de verano se realizan tanto exposiciones de arte como celebraciones de bodas civiles.

# 2 Visita el balneario de Bibione

Aprovechando el resurgimiento natural de las aguas hipertermales que, desde una profundidad de 500 metros, fluyen a una temperatura de 47°C, Bibione Thermae es un complejo dedicado tanto a los tratamientos termales y de rehabilitación como a la forma física y la diversión.

Gracias a las propiedades terapéuticas reconocidas por el Ministerio de Salud desde 1996, es posible beneficiarse de los tratamientos acordados con el Servicio Nacional de Salud, tales como tratamientos por inhalación, fangos y balneoterapia, masoterapia, fisioquinesiterapia, hidroquinesiterapia y rehabilitación vascular, todo ello asistido por personal médico disponible para realizar chequeos y exámenes diagnósticos.

Aquí se puede disfrutar de un SPA que consiste en piscinas termales, hidromasajes, saunas, baño turco, polarium, baño de hierbas, baño hipersalino, hammam y solarium. Por último, hay puntos de refresco, juegos de agua y piscinas termales tanto al aire libre como en áreas cubiertas.

La posición estratégica del complejo balneario permite un fácil acceso tanto en bicicleta, a lo largo del camino ciclista/peatonal que atraviesa toda Bibione, como en coche siguiendo la vía de Basilea para los que llegan de fuera de la ciudad.

# 3 Ver la laguna

En la parte más occidental de Bibione se puede disfrutar de una zona rodeada de verdor y de la tranquilidad de innumerables pinos marítimos sombreados: esto es Bibione Pineda, un verdadero paraíso natural cuya playa está bañada por agua dulce y salada.

Es precisamente la presencia de la laguna que, como área natural protegida tanto para acampar como para zonas de picnic, permite alejarse de las playas y del ritmo acelerado.

Los mejores momentos para disfrutar de este paisaje casi intacto son el amanecer y el atardecer porque, gracias a la tranquilidad que proporciona el ecosistema intacto, se pueden observar juegos de luces y sombras únicos.

La presencia de los casonos permite observar tanto una rica fauna local como especies animales autóctonas y de paso, y es posible visitar la laguna tanto a pie (llegando desde Bibione Pineda) como a través de visitas guiadas con barcos y guías locales.

Para llegar a la zona de la laguna, viniendo de fuera de la provincia, sólo hay que caminar por la Via Baseleghe hasta entrar en Bibione Pineda.

# 4 Paseo en bicicleta

Lo bueno de Bibione es que, a pesar del tamaño que caracteriza a esta zona marítima, es realmente amigable para las personas.

Se puede recorrer de norte a sur, aprovechando la regularidad de la topografía de la ciudad, y de este a oeste a través del carril bici-peatonal que, gracias al doble carril, permite el paso tanto de peatones como de bicicletas, Bibione ofrece varias rutas y puntos de observación que vale la pena descubrir.

Hay 9 circuitos que se prestan a recorridos en bicicleta y se sumergen en el interior del Véneto y del Friuli: cada uno se distingue por el tema y el nivel de compromiso requerido.

Estos carriles bici, que pueden consultarse en línea en https://www.bibione.com/it/cicloturismo, ofrecen una visión general de todas las peculiaridades de la zona circundante: desde vislumbres de interés naturalista hasta bodegas y alimentos y vinos localessando por paisajes históricos y pintorescos excepcionales.

# 5 Los parques de Bibione

Bibione, desarrollado con el objetivo de acoger a las familias numerosas y satisfacer las necesidades lúdicas de los niños pequeños, está equipado con muchos puntos de entretenimiento disponibles según la hora del día.

Un ejemplo de ello son los numerosos juegos públicos situados en la amplia zona de la playa libre: desde el dragón hasta los columpios, desde el castillo hasta los toboganes y torretas, pueden utilizarse a cualquier hora del día y de la noche, ya que están iluminados por potentes luces nocturnas.

Durante la tarde, también hay guarniciones gratuitas que acogen en zonas seguras y sombreadas a todos aquellos niños que desean poder colorear y divertirse con otros niños de su misma edad. Este servicio se ofrece por unas horas para dar descanso a sus padres, todo ello en un ambiente colorido y supervisado por operadores cualificados.

¿Y qué hay del LunaPark que se ilumina todas las noches para entretener a jóvenes y viejos por igual? Las atracciones de todo tipo y edad se acompañan de sabrosos puntos de restauración.

# 6 La playa

Aunque la oferta turística es muy amplia y bien articulada, es sólo la playa la que es el buque insignia de Bibione.

Con una longitud excepcional de 11,5 km y una anchura media de 120 m, la playa de Bibione es la primera playa sin humo de Italia: para garantizar la salubridad de la brisa marina y proteger la salud de los niños, las zonas de fumadores están situadas lejos de la costa y de los paraguas, y más concretamente en 40 zonas dedicadas a los fumadores, elegantes estructuras de madera hechas con madera de árboles talados por la inundación que en octubre de 2018 golpeó los bosques alpinos del noreste.

Toda la zona pública está cubierta por la tutoría de 8 puestos de primeros auxilios, y hay la presencia de un dermatólogo para cada eventualidad.

En caso de una emergencia, como la mudanza de un niño, las comunicaciones con los hablantes son en italiano, inglés, alemán o cualquier otro idioma que necesite.

El servicio de SMS también es muy útil, donde los turistas pueden llamar para pedir ayuda directamente a su sombrilla de la playa con sólo enviar un mensaje.

Además, durante un decenio Bibione Spiaggia ha obtenido las certificaciones Bandera Azul y EMAS, que reconocen el compromiso continuo y provechoso de la administración municipal para garantizar el agua limpia y la oportuna eliminación de desechos por separado.

Por último, todas las duchas y baños públicos están hechos de acero inoxidable e higienizados, y las pasarelas que conectan el camino para bicicletas/peatones con la costa son realmente amplias y están diseñadas para el paso de personas discapacitadas.

¿Qué hay de la playa de Plutón para los perros? Una verdadera playa con parcelas y servicios diseñados exclusivamente para los mejores amigos del hombre, que combinan el deseo de los propietarios y sus cuadrúpedos de pasar unas vacaciones.

# 7 Qué hacer si llueve

Si llueve en Bibione, no hay problema: la oferta es tan amplia que el tiempo pasa en un instante.

Si ya se han visitado las Termas de Bibione, es una excelente oportunidad para ampliar los horizontes hacia los lugares cercanos a Bibione: desde el paseo bajo las arcadas de la encantadora ciudad de Portogruaro, hasta la visita del sitio arqueológico de Concordia Sagittariasando por las degustaciones gastronómicas y vinícolas de renombradas bodegas locales.

En Pramaggiore se puede visitar el molino Belfiore, que no sólo ofrece unas vistas encantadoras dedicadas a la paz familiar, sino que también organiza talleres y actividades educativas para los niños.

# 8 Dónde dormir

Tanto si viaja solo, con su familia o con un grupo grande, Bibione tiene una oferta casi incontable y diversificada de hoteles y apartamentos.

Por esora satisfacer todas las necesidades de cada uno de los clientes, es mejor confiar en agencias locales como Europa Tourist Group que, además de conocer bien las realidades locales y los servicios ofrecidos, podrán asesorar e intervenir cuando sea necesario, incluso para un simple consejo turístico.

# 9 Dónde comer

Bibione, dada su ubicación geográfica entre el Véneto y el Friuli Venecia-Giulia, goza de una oferta culinaria capaz de satisfacer hasta los paladares más pretenciosos.

Junto a deliciosos menús de pescado azul y de agua dulce de la lejana tradición marinera veneciana, se pueden degustar platos de fiambres y manjares locales típicos del interior de Friuli, sin olvidar las fabulosas parrillas acompañadas de un buen vaso de vino de los históricos viñedos del Véneto y del Friuli.

Si quieres comer un bacalao al estilo de Vicenza, o un frico con polenta, o quieres probar unos ñoquis a la «fioreta» o cjarsons, ¡se te echará a perder la elección entre los distintos lugares disponibles!

La pizza atemporal predomina entonces en el panorama de la estación balnearia, pero no faltan variantes específicas para celíacos, veganos y vegetarianos.

Además de las heladerías y los clubes nocturnos, hay algo para todos.

# 10 Disfruta de las puestas de sol

Bibione, fuerte de su posición perpendicular al mar, le hace disfrutar de una excelente vista tanto para los amaneceres como para los atardeceres. Aquí, lugares pintorescos como el faro situado al este de la playa o la laguna situada al oeste se prestan a ofrecer vistas inolvidables. Pero mientras que desde la cabaña de la torre de luz, aunque se puede trasladar al muelle o quedarse en la playa, el punto de observación permanece estático, en la laguna se puede optar por una vista dinámica.

Observar el atardecer desde la laguna significa tanto poder relajarse y observarlo desde el continente como subir a un barco que podrá ir a los mejores lugares panorámicos.

Disfrutar de las puestas de sol desde el barco no sólo enfatiza el evento, sino que también optimiza el tiempo ya que, mientras la tripulación conoce exactamente los mejores tiempos de exhibición, le acompañarán al atardecer en el restaurante dentro de la propia laguna.

Detenerse en el Casoni le permitirá una experiencia sensorial adicional, permitiéndole columpiarse en una glorieta suspendida sobre el agua, dejándole flotar entre el crujir de las olas y el de las cañas: un recuerdo indeleble más que Bibione y su magia grabará en la memoria de cada turista.

Historias Relacionadas

Descubre

Destinos

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí